Feliciteca » Autoayuda » 10 consejos para tener una piel más saludable

10 consejos para tener una piel más saludable


Tener una piel sana y bonita es lo ideal paa cualquier persona, aunque lamentablemente no parece tan sencillo para todos, desde que hay problemas al acecho como el acné que pueden atacar cuando menos lo esperamos. Y lo peor es que han dejado de ser exclusivos de la adolescencia. La verdad es que lucir una piel saludable es un aspecto importante de tu presentación personal y tu autoconfianza, por eso es que a continuación, me enfocaré en darte 10 de los mejores consejos para lograr que la tuya se encuentre limpia, uniforme y sin imperfecciones. Aplícalos y no dudes que con el tiempo verás resultados.

saludable

Mejora tu alimentación

Aunque no se ha comprobado al 100% que ciertas comidas puedan tener incidencia directa con los problemas de la piel (papas fritas, chocolates, etc.), si es un hecho que comer los alimentos correctos puede ayudar a luzca rejuvenecida y más limpia. Lo mejor que puedes hacer es consumir una gran cantidad de frutas y verduras. Guíate por una cantidad de cinco piezas de distintos colores al día e incluye un batido saludable por las mañanas. Notarás una gran diferencia.

Ten una rutina de limpieza

La higiene de la piel, especialmente del cutis, debería ser casi religiosa. Lávate la cara dos veces al día, por la mañana y por la noche, con un jabón adecuado para tu tipo de piel (dependiendo de si es mixta, seca o grasa). El rostro y el cuerpo conviene que los exfolies una vez a la semana, para desprenderte de todas las células muertas que puedan ocasionarte problemas.

Usa productos que sean apropiados para tu piel

Sin saberlo, podrías estar usando alguno que tape tus poros o te provoque resequedad o irritación. Si tienes la piel grasa por ejemplo, te conviene alejarte de las cremas y buscar productos en formato gel o líquido. Si por el contrario sufre de resequedad, las cremas son una buena opción para recuperar un poco de ese hidratación que te hace falta sin riesgo de producir más sebo. Otra cosa que debes tener en cuenta es que todos los productos que compres sean oil free, es decir libres de aceite y no comedogénicos, para no seguir propagando las bacterias del acné.

No te saques tú mismo las imperfecciones de la piel

Exprimer barritos o espinillas es muy tentador, pero también es la manera más rápida de conseguir cicatrices de los que luego es muy difícil deshacerse. La manera correcta de tratar estos problemas, consiste en aplicar un producto que seque la imperfección y la desinflame hasta hacerle desaparecer.

Nunca uses maquillaje caducado

Si eres chica este es un consejo que siempre debes tener en cuenta, porque a veces las mujeres no se dan cuenta de que sus maquillajes expiraron. Vale sobretodo para productos como coloretes y polvos. Usar un artículo que ya caducó directamente sobre tu piel puede tener muchas malas consecuencias, que van desde brotes de acné hasta una infección severa.

Busca un jabón con ácido salicílico

Este tipo de ácido es el más usado en productos de limpieza de la piel, por su acción efectiva en contra de los gérmenes que causan distintos problemas como los brotes o las espinillas. El jabón que encuentres será exclusivo para la zona del cutis, que es la más propensa a sufrir de estas imperfecciones. Sin embargo, en caso de que las tengas en algún otro lugar del cuerpo, es posible encontrar artículos focalizados para usar en ellas (como espalda, hombros, piernas, etc).

La exfoliación es esencial para evitar muchos problemas

Ya mencione que exfoliarte es ideal para acabar con células muertas que pueden obstruir los poros, no solo en la cara sino en todo el cuerpo. Bastan una o dos exfoliaciones a la semana para tener una piel radiante. También es de gran ayuda si tienes vellos encarnados en otras áreas corporales por la depilación y el afeitado, ya que estos pueden salir en forma de molestos granitos que tienden a confundirse con el acné y son muy dolorosos. Utiliza un exfoliante suave para la cara y uno con gránulos grandes en el cuerpo, que puedes complementar masajéandote con un guante de crin.

Bebe mucha agua

Casi todos se olvidan de que la cantidad ideal de agua a beber a diario es de dos litros. Quizá pienses que no tiene ninguna importancia, pero esto puede marcar una gran diferencia en la manera en que luce tu piel. El agua favorece la regeneración de colágeno, que es una sustancia imrpescindible para mantener su elasticidad y prevenir que arrugas se formen antes de tiempo.

Usa una crema hidratante

El agua es buena para hidratar nuestro cuerpo desde el interior, pero no hay que olvidarnos del exterior que está expuesto a muchos factores como el frío o el calor que lo pueden afectar. Por eso, busca una buena crema corporal y llena de nutrientes que haga que tu piel se mantenga suave y tensa. Para la cara tienes que conseguir una hidratante distinta y especialmente formulada para tu tipo de cutis.

Jamás olvides ponerte protector solar

Se sabe que los rayos UV del sol son uno de los factores del surgimiento del cáncer de piel, además de una serie de consecuencias pésimas que incluyen manchas en la piel y aparición prematura de arrugas. Por eso, nunca olvides aplicarte una pantalla solar en la cara y las partes de tu cuerpo que estén expuestas, cada vez que salgas de casa.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus