Feliciteca » Autoayuda » Como aprender a ser más tolerante

Como aprender a ser más tolerante


La tolerancia es un valor que si bien nos inculcan desde niños, conforme crecemos es puesta a prueba al enfrentarnos con diferentes situaciones y personas. Y es que no puede haber nada más frustrante que encontrar a alguien cuya forma de ver la vida no comulgue con la tuya; es una reacción natural y que se hace presente hasta en las personas más pacíficas. El problema empieza cuando te das cuenta de que tal vez, tus reacciones son demasiado negativas o fuera de lugar, porque te cuesta controlarte ante alguien que tiene una manera de ser o de pensar que no te gusta para nada.

tolerancia

En caso de que te hayas sentido identificado con lo que acabo de describir y estés dispuesto a cambiar tu actitud para evitar más conflictos, entonces seguramente te van a interesar los consejos que voy a compartir contigo en esta ocasión. No puedes obligar a la gente a pensar como tú, ni modificar tus ideas; pero recuerda que siempre es posible ir por el camino más sensato.

Acepta que existen perspectivas diferentes a la tuya

En el mundo existen muchos asuntos que se prestan a un debate largo y tendido. La religión, el vegetarianismo, la política, el fútbol, la música y hasta el matrimonio, entre otros. Dar una opinión es casi imposible, porque todos tienen algo que decir y quieren ser tomados en cuenta. Pero algo a lo que tenemos que acostumbrarnos para bien o para mal, es que nunca vamos a poder estar todos de acuerdo.

Es muy improbable que alguien a quien le gusta la música rock comience a escuchar un género que odia, que quien ha decidido dejar de comer carne por motivos fuertes vuelva a hacerlo de nuevo o que un ateo vaya a misa por gusto. A veces sucede, es cierto; pero la mayoría de las veces, es inútil hacer cambiar de opinión a las personas. ¿Y por qué gastar energías en intentarlo? Sabes que normalmente, esto termine siendo motivo de discusiones que on muy desgastantes y en realidad mientras la postura de alguien no interfiera con la vida de quienes le rodean, no hay porque preocuparse tanto.

Una vez que comprendes esto, te das cuenta de que no vale la pena desperdiciar esfuerzos y empiezas a evitar muchos conflictos estresantes, además de aprovechar mejor tu tiempo.

Trata de ponerte de vez en cuando en los zapatos del otro

Entender porque algunas personas tienen una manera diferente de pensar, es algo que te ayuda a mejorar tu carácter hacia ellas. Antes de poner excusas para no hacerlo, al menos haz el intento y trata de comprender, porque alguien puede pensar de manera tan diferente a ti. Trata de recordar todos los aspectos y detalles que la rodean si te es posible, y te darás cuenta de que puedes encontrar razones válidas que le hayan llevado a tener una perspectiva que a ti no puede parecerte la mejor.

Hacerte preguntas es la mejor alternativa para hallar respuestas. ¿Te has preguntado por qué tu amigo piensa tan mal del matrimonio, cuando a ti te parece algo muy hermoso? Quizá es porque ha tenido decepciones amorosas o una familia disfuncional. ¿O por qué tu vecina esta en contra de la adopción por personas del mismo sexo? Puede que su postura no sea la más adecuada, pero a lo mejor piensa así porque eso es lo que le han inculcado desde niña o bien, porque le tocó atravesar por una experiencia negativa, que haya involucrado a gente con preferencias distintas.

Si bien esta clase de explicaciones pueden no dejarte del todo satisfecho, si te serán útiles para comprender mejor a quienes te rodean y ver que a pesar de sus opiniones, en el fondo pueden no ser malas personas.

No lo hagas personal

A veces dejarte llevar por las opiniones de alguien más te hace perder los estribos, y todo porque lo tomas como si fuera un ataque que va dirigido directamente a ti. Lo cierto es que no hay porque tomarse las cosas personales. El hecho de alguien más aborrezca a tu partido preferido de fútbol, no significa que necesariamente tenga algo en contra tuya; lo mismo que si alguno de tus conocidos se ha expresado mal acerca de la religión que profesas o de la escuela de la que te graduaste.

Sí, es verdad que son comentarios que pueden llegar a ofender, pero piensa las cosas con la cabeza frías. La mayoría de los casos, quien hable mal de algo que es importante para ti, tal vez no tendrá ni idea de ello. De cualquier manera la mejor forma de resolver algo como esto, es pidiéndole de la forma más amable que puedas, que se abstenga de hablar de ciertos temas frente a ti. Si a pesar de ello no comprende y continúa haciéndolo para provocarte esta vez, será esa persona quien se lo haya tomado personal y tú sabrás que debes mantenerte alejado de su negatividad. La distancia a veces es el mejor remedio.

Aprende a informarte sobre las cosas que no conoces

A veces nuestros prejuicios no tienen fundamentos de verdad y solo han sido aprendidos por parte de alguien más. Es por eso que lo mejor que puedes hacer es buscar información por ti mismo, para que te puedas formar una opinión que sea tuya sinceramente. Después de todo, nunca sabes si algo que creías detestar te puede terminar gustando.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus