Feliciteca » Seducción » Como ligar venciendo la timidez

Como ligar venciendo la timidez


La timidez puede ser tu peor enemigo cuando tratas de acercarte al sexo opuesto, sobretodo si no te consideras bueno al ligar. No obstante, tienes que saber que esto no es imposible y que en cambio, es más sencillo de lo que crees causar una buena impresión a alguien que te gusta. Todo está en saber cuidar las apariencias, mostrarte abierto y desde luego, ser tú mismo. Una vez más, me gustaría compartir contigo algunos buenos consejos con los que puedes intentar dejar de ser tan tímido y aproximarte a esa persona especial que ha logrado llamar tu atención. ¿Te animas a ponerlos en práctica?

ligar

Deja de juzgarte a ti mismo

Algo que sucede con quienes tienen dificultades para ligar, es que piensan mal de ellos mismos incluso antes de que la otra persona pueda emitir su propio juicio o peor aun, antes de acercársele siquiera. Si tú no tienes una buena opinión de tu persona, vas a reflejar inseguridad y no podrás esperar que los demás te respeten. Antes que tratar de impresionar a una persona diferente, tienes que esforzarte por estar bien con lo que eres y como eres.

Hay muchas formas en las que puedes lograrlo de manera satisfactoria. Actualiza tu manera de vestir, arréglate más o incluso estudia más o adquiere cultura, para que te puedas sentir más a gusto contigo mismo. Cuando te enfocas en resaltar las cosas positivas que tienes en vez de prestarle atención a lo negativo, adquieres mayor seguridad.

Practica con gente que conoces

Si tu timidez es mucha frente a los desconocidos, siempre puedes pedirle ayuda a tu familia o a tus amigos para que te ayuden a dejar eso atrás. Con ellos puedes ensayar ciertas cosas como establecer contacto visual, romper el hielo charlando y hasta tu lenguaje corporal. Todas estas cosas son importantes cuando acabas de conocer a alguien que te gusta y quieres mostrarte simpático. Verás que ensayando un poco tu manera de comportarte, aunque esto te parezca ilógico, te sientes mejor la próxima vez que quieras ligar.

Es mejor que quedarte paralizado cuando quieras hablar en una ocasión especial.

Acostúmbrate a tratar con más gente

Un problema de quienes se consideran muy tímidos, suele ser que son de esta manera porque en realidad no están muy habituados a tratar con muchas personas, pero esto es algo que tiene una sencilla solución.

Simplemente basta con que asistas a más fiestas que tengas con amigos en común, eventos como conciertos o exposiciones, o también puedes inscribirte a clases o talleres de algo que te guste. La cuestión es que te encuentres con personas de tu edad con las que puedas relacionarte. Parece algo obvio, pero no tienes idea de lo mucho que ayuda este consejo cuando eres muy introvertido y no sabes como hablar con quienes están fuera de tu círculos cercanos.

Si la persona que te atrae no tiene mucho contacto contigo, esto podría ser un buen comienzo para animarte a hablarle.

No te obsesiones con ser aceptado por los demás

Cuando alguien quiere desesperadamente obtener la aprobación de quienes le rodean, se nota y suele provocar justo lo contrario. Recuerda que tú no tienes que cambiar para darle gusto a nadie y mucho menos fingir ser alguien que no eres.

Atrévete a ser espontáneo y no pienses en el rechazo antes de tiempo, porque lo único que conseguirás con ello es proyectar miedo y otras emociones negativas. No olvides que a nadie le gusta pasar el tiempo con una persona que se preocupa demasiado. Trata de divertirte y de sacar a relucir los mejores aspectos de tu personalidad. Si lo haces, te darás cuenta de que es más sencillo ser aceptado sin pretender.

Recuerda ser auténtico

Quizá creas que no eres lo suficientemente interesante como para despertar la atención de alguien, pero en tanto te mantengas pensando así no serás capaz de demostrar todo lo que puedes ofrecer. No importan tus intereses o tus rasgos físicos, si sabes ser fiel a tu manera de ser, atraerás la atención de personas sinceras. Nunca sabes cuantos gustos puedes tener en común con ese alguien con quien pretendes flirtear.

La cosa es que si intentas ocultar las cosas que te apasionan o ser como alguien más, no estás siendo honesto y eso, aunque no lo creas, puede ocasionarte algunos conflictos en el futuro. Podrías llegar a decepcionar a esa persona especial o quedar como alguien muy inseguro ante sus ojos.

No te enfoques en tus defectos porque nadie es perfecto y por más que idealices a quien te gusta, tarde o temprano descubrirás que también tiene los suyos.

Deja atrás tus creencias negativas

Pensar constantemente en afirmaciones como “no soy lo suficientemente atractivo”, “no tengo una vida interesante” o “nadie se fijaría nunca en mí”, es tirar la toalla antes de hacer el intento. Las creencias que tienes sobre ti mismo y que te limitan para mostrarte extrovertido, no son más que espejismos que tú mismo te has puesto.

En vez de pensar de esta forma todo el tiempo, puedes retar tus propios paradigmas, cambiando estas frases por algunas que tengan connotaciones más positivas.

Cada vez que te asalte un pensamiento de estos, reemplázalo en tu mente por otros como: “soy inteligente y tengo mucha cultura”, “tengo unos ojos bonitos” o “sé como sacarme el mejor provecho con la ropa que uso”. Es mucho mejor para superar la timidez y proyectarte con más suficiencia al momento de ligar. Cuando se te haga una costumbre, no tendrás porque volver a sentirte mal por esos defectos que crees que te limitan.

Practica frente a un espejo y escribe lo que quieres decir

Es difícil llegar e intentar ligar con alguien, cuando no estás acostumbrado a hacerlo y aparte tienes un contacto limitado con esa persona. Es por eso que para quitarte de encima el miedo a decir algo mal o trabarte cuando hablas, lo que puedes hacer es poner a ensayar enfrente del espejo y escribir en un papel, las cosas que se te ocurran para crear conversación.

Ver como te mueves y como hablas, te ayuda a ponerte en el lugar de la otra parte y mirarte a ti mismo de forma exterior. Así es como puedes corregir ciertos detalles, que podrían hacer que tus ligues no sean todo lo eficaces que quisieras.

Esta es una acción que usan los actores y oradores profesionales, y les ayuda mucho a proyectar una buena imagen.

Recuerda que no eres el único con problemas de timidez

¿Alguna vez te has detenido a pensar que esa persona con la que tratas de ligar, también es y pudo haber sido tímida? Te sorprenderías de la gente que ha tenido o tiene que lidiar con este problema; muchas veces, hasta quienes parecen tener mayor confianza tiemblan por dentro cuando se trata de salir a conquistar a alguien. Con esto me refiero a que no deberías acomplejarte o sentirte como el único extraño, que se considera demasiado introvertido.

Incluso hay una buena cantidad de famosos, como Brad Pitt o Lady Gaga, que han confesado tener este problema. Aunque te parezca increíble también ellos son tímidos. Pero aun así han logrado llegar muy lejos.

¿Por qué tú no habrías de hacerlo?


Crecemos gracias a ti, comparte :)