Feliciteca » Autoayuda » Como practicar la humildad más a menudo en tu vida diaria

Como practicar la humildad más a menudo en tu vida diaria


Humildad es uno de los primeros valores que nos enseñan desde que somos pequeños, aunque ciertamente no se puede decir que sea de los que más se practican a menudo. En la vida pueden suceder muchas cosas que nos hagan perder de vista lo que antes fuimos o bien, que no nos permitan darnos cuenta de lo afortunados que somos en ciertos aspectos. Ser humilde es una característica que nunca deberías dejar de lado, a pesar de que hoy en día puede ser visto como un sinónimo de debilidad. El día de hoy sin embargo, me gustaría hablarte de como este valor te puede ayudar a ser una mejor persona e incluso a escalar puestos cada vez más altos.

humildad

¿Por qué es importante la humildad?

La humildad no significa que uno se muestre menos que otras personas. Es muy importante que comprendas esto y que entiendes que es una concepción muy errónea, de lo que en realidad se pretende con este valor. Ser humilde quiere decir que jamás dejarás de tener los pies sobre la tierra y aprenderás a darle a las cosas y a las personas, el reconocimiento que de verdad se merecen.

También significa que no te vas a olvidar de quienes te han ayudado a lograr tus metas y hacer tus sueños realidad. Es increíble como hay gente que fácilmente se desprende de quienes le han ayudado y no vuelve a mirar atrás. Hacer esto es una equivoación, puesto que nunca sabes cuando vas a volver a necesitar una mano amiga o un buen consejo. La arrogancia podría llevarte a estar más solo de que te imaginas, incluso si has logrado todo lo que has querido. Y también puede provocar que pierdas lo que tanto esfuerzo te ha costado.

Ser humilde quiere decir que no permitirás que el éxito y el reconocimiento nublen tu buen juicio. Es fácil acostumbrarse a estar en la cima, pero recuerda que incluso en el momento más inesperado te puedes caer. Y solo las personas que son conscientes de como llegaron una vez a estar hasta arriba, son las que pueden levantarse y empezar de nuevo.

Los beneficios de saber ser humilde

Parece extraño hablar de beneficios si mencionamos este valor, pero lo cierto es que los tiene y no solo si se trata de ser una persona honesta y amable. También se relaciona bastante con la superación personal y puedes ver las ventajas que te otorga en la vida cotidiana.

  • Te ayuda a ganar amistades. Contar con amigos siempre es bueno, porque jamás tienes idea de cuando necesitarás escuchar el apoyo de una persona, un préstamo, un favor o simplemente alguien que crea en ti. Necesidades tanto afectivas como materiales pueden ser resultas si cuentas con una mano amiga. Y es fácil ganar tantas como puedas si sabes como mostrarte agradecido.
  • Te hace ascender en la vida de manera inteligente. Tener ambiciones es bueno, pero estas deben llegar en la medida justa. La humildad siempre actúa como un recordatorio de que no deberías acelerarte demasiado ni olvidarte de donde vienes. Aunque no lo creas estas cosas son indispensables si quieres llegar lejos en la vida y mantener tus logros. Puedes ascender de forma precipitada o puedes hacerlo inteligentemente.
  • Mejora tu imagen ante los demás. La impresión que le das a la gente que te rodea es algo que te puede abrir muchas puertas. Ciertamente, las personas le brindan mejores oportunidades y se sienten con mayor confianza, en compañía de alguien que está muy consciente de como tiene que darle su lugar a las cosas. Los individuos prepotentes no obstante, no suelen llegar a rodearse de gente sincera.

Consejos para practicar la humildad en tu día a día

Ya hablamos acerca de todo lo que puedes conseguir comportándote de forma humilde, más una cosa es decirlo y otra muy diferente ponerlo en práctica. Aunque parece algo fácil de hacer, lo cierto es que tienes que aceptar que puede ser algo más complicado de lo que muchos creen. No siempre se puede resistir el impulso de querer ser reconocido antes de tiempo o alardear.

Algunos consejos con los que puedes practicar la humildad más a menudo son los siguientes:

  • Piensa siempre en tu familia y amigos. Mantente cerca de ellos y cuida la relación que tienes con quienes sean más cercanos. Intenta mantener la comunicación, aun si tienes que irte lejos por trabajo o para cumplir algún objetivo. Poder escuchar siempre ha quienes te han acompañado a lo largo del camino, es la mejor forma de evitar salirte del camino y por supuesto, para no olvidarte de ellos.
  • Estáte dispuesto a aprender de quienes tienen más experiencia que tú. Ser humilde consiste en aceptar que si bien puedes tener talento, eso no significa que no haya alguien mejor que tú y que ya sepa a lo que se está enfrentando. En vez de dejarte arrastrar por los celos, puedes acercarte a ese alguien y tomar las cosas de una manera más positiva. Es algo que te dejará más cerca de cumplir tus mayores sueños.
  • Recuerda que hasta los más grandes en algún momento tuvieron que empezar desde abajo. Si quieres llegar lejos, debes tener en claro que no lo conseguirás poniéndote exigente desde el principio. Hay pruebas muy duras a las que te debes acostumbrar antes de que el éxito venga hasta ti. Incluso las personalidades más famosas tuvieron que pasar por numerosos obstáculos.
  • Agradece lo que tienes desde el principio. Uno de los mayores errores que comete la mayoría de las personas, es pensar en las cosas que quieren y podrían tener, en vez de estar agradecidos con lo que actualmente pueden disfrutar. Apuesto a que si piensas en ello detenidamente, tú mismo te darás cuenta de que tienes mucho y no has sabido apreciarlo como corresponde, debido a que te has acostumbrado a ello. Pero si te llegara a faltar, seguro que lo harías.
  • Acepta que no eres mejor que los demás solo por el simple hecho de creerlo. Todos queremos sentirnos superiores en un aspecto u otro. Es un sentimiento que prácticamente forma parte de todo ser humano. Pero comprender que esto no es cierto, te ayuda a poner las cosas en perspectiva e incluso puede convertirte en un gran líder, que siempre se preocupa por los demás antes de pensar en su propio beneficio.
  • Ten presente que todos necesitan ayuda. Ciertamente ser independiente es algo que no le hace daño a nadie, pero eso no quiere decir que no puedas recibir algo de apoyo de vez en cuando. Negarte a esto solo logrará que te cierres a quienes en verdad te tienen aprecio y encontrar a alguien con buenas intenciones, es tener mucha más suerte de la que piensas. ¿Por qué desperdiciar ese tipo de oportunidades?

Como ya ves, tener un poco de humildad en verdad puede hacer la diferencia en muchas de tus decisiones, así como convertirte en la persona que siempre has querido ser.

Espero que hayas disfrutado con el artículo de hoy y que te haya servido para reflexionar acerca de como ser humilde, es algo que te puede ayudar enormemente en la vida. No olvides que para alcanzar el éxito, además de trabajo duro y constancia, también debes adoptar la mejor actitud.


Crecemos gracias a ti, comparte :)