Feliciteca » Éxito y liderazgo » Consejos para mejorar tu capacidad de oratoria

Consejos para mejorar tu capacidad de oratoria


Hablar en público no siempre es sencillo, pero sin duda es indispensable cuando quieres convertirte en un líder y tener éxito en todo lo que te propongas. No obstante, no debes sentirte mal si aún no te sientes lo suficientemente capaz de hacerlo. Hasta las personalidades más importantes se han topado con obstáculos a la hora de dar un discurso. Lo importante aquí es que tengas confianza en ti mismo y que trabajes para mejorar cada vez que debas hablar frente a más de una persona. Es por eso que no te puedes perder los consejos básicos que te comparto a continuación y que te serán de gran utilidad para lograrlo.

oratoria

Informáte con anticipación

Cuando tienes que dar un discurso de lo que sea, la información en la que te vayas a basar es una de las cosas más indispensables. Cada vez que te toque hablar ante un público, sin importar que sea grande o pequeño, tienes que estar preparado para que te hagan preguntas, lo cual es prácticamente inevitable. Y tú no querrás quedar como un ignorante en el tema, o peor aún, que cuestionen cada cosa que acabas de decir.

Es por eso que resulta importante que siempre sepas de lo que estás hablando. Lo mejor que puedes hacer es consultar varias fuentes de información y que te asegures de que concuerdan entre sí. Utilizar solo una podría ser perjudicial, puesto que no has checado si esta es correcta o no. Así mismo, no te limites solo a lo que encuentras en Internet y si puedes, lee libros o revistas, ve programas de televisión y escucha la radio, para recabar tantos datos como puedas. Usa los buscadores como Google para acceder a más de un sitio y procura que sean neutrales, en cuanto al tema que vas a tratar.

Recuerda: nunca hables frente a nadie sin tener preparadas tus fuentes de información.

Preparáte antes de tu presentación

Hacer un ensayo te ayudará a corregir tu postura al hablar, a saber como es que debes moverte y a asegurarte de que no cometerás errores de pronunciación, o hablarás demasiado lento o rápido. Estas son cosas que pueden suceder mientras uno habla y en la que los nervios te pueden traicionar. No obstante. también son fácil de corregir si sabes como prepararte.

No dejes de ensayar hasta que estés satisfecho con el resultado de tu discurso y por supuesto, pide ayuda a alguien que sea de tu confianza para que te escuche mientras estás practicando.

Un ensayo también te será útil para determinar cuanto debes durar hablando. No quieres extenderte más de la cuenta, ni tampoco provocar que tu audiencia se quede corta de información. Este es un detalle en el que debes de poner mucho cuidado, si quieres ganarte la atención completa de quienes te van a escuchar. Sé conciso y trata los puntos más importantes del tema.

Relájate antes de salir a hablar

Los nervios pueden ser tus peores enemigos si no sabes como controlarlos. No dejes que te traicionen y trata de estar despejado para que todo salga bien cuando estés hablando. Una de las mejores maneras para evitar estar nervioso, son los ejercicios de respiración. Inhalar y exhalar con profundidad es muy efectivo para despejar tu cabeza y concentrarte en lo que tienes que decir.

Otra cosa importante es no bombardearte a ti mismo con pensamientos o afirmaciones negativas. Frases como “sé que algo va a salir mal”, “no voy a ser capaz de hacerlo”, “estoy seguro de que voy a fracasar”, pueden terminar por convencerte y volverse realidad.

En vez de ello, date ánimos a ti mismo repitiéndote cosas más tranquilizadoras. “Soy perfectamente capaz de hacer esto”, “todo va a salir bien”, “voy a salir y daré el mejor discurso que se me haya escuchado”. Es mejor pensar en esto que autosugestionarte negativamente, antes de que siquiera hayas podido decir una palabra, ¿no lo crees?

Mete anécdotas y ejemplos en tu discurso

No olvides que estás tratando de hacer que tus palabras sean amenas y comprensibles para el público. La mejor forma de evitar que se aburran o se confundan, es dejando de lado el lenguaje técnico y hablar con más claridad. Si puedes, cuenta alguna anécdota que vaya al caso o menciona ejemplos, para que quienes te están escuchando puedan hacerse una idea mejor de lo que les estás intentando transmitir. Si la ocasión lo permite, también puedes llevar material visual para apoyarte.

Buenas fotografías, presentaciones virtuales o vídeos son los recursos más utilizados por quienes tienen enfrentarse al reto de hablar frente a una audiencia. Si te decides a utilizar cualquiera de ellos, lo mejor es que veas que son de calidad, además de anticiparte a las cuestiones técnicas que te harán falta para reproducirlos. Después de todo, no querrás que tu vídeo se quede pausado cuando vaya por la mitad o que cuando te toque mostrar una presentación, no encuentres el archivo en el que está guardada, o que resulte que la computadora no lo puede reproducir.

Mucho ojo con estos detalles, porque te pueden hacer pasar un mal momento.

Cuida de tu apariencia

Por último hay que recalcar que tu presentación es importante. Puede que te parezca que esto no tiene relación con el hecho de hablar, pero es mucho más importante de lo que te imaginas. Las personas suelen prestar atención a alguien que parece tener autoridad y sabe como proyectarlo mediante su apariencia. Obviamente, esta va a depender mucho del público al que te vas a dirigir, el tema que vas a tratar y el ámbito en el que te vas a mover. No es lo mismo escuchar hablar a un empresario que a un cantante o a un diseñador de imagen.

La idea aquí es que te adaptes a tu ocupación y parezcas alguien importante dentro de la industria en la que te mueves. En general, estos son algunos tips que puedes adoptar para verte impecable:

  • Utiliza ropa que vaya bien con tu figura. Más que seguir las tendencias, debes asegurarte de elegir ropa en buen estado que destaque lo mejor de tu cuerpo. Recuerda que lo que está de moda no le sienta bien a todas las personas. Busca también colores que complementen bien tu color de piel y de cabello.
  • Aseguráte de lucir limpio y con el pelo bien arreglado. Cuida hasta el más mínimo detalle y no dejes nada al azar. La limpieza en tu persona es algo que jugará a tu favor a la hora de presentarte ante el público. Elige un corte de cabello que te haga ver bien y resalte las facciones de tu rostro. Recuerda que todo en ti debe lucir impecable.
  • No exageres en la apariencia. Si eres mujer, debes dejar de lado el exceso de maquillaje y optar por un aspecto natural, que solo enfatice tus puntos más favorecedores. También mantén al mínimo la bisutería. Si eres hombre, usa accesorios discretos y con diseños neutros, como lo pueden ser las corbatas por ejemplo.

La oratoria es un aspecto en el que se debe trabajar para que funcione. Así es como lo hacen los mejores oradores. No tengas miedo de esforzarte un poco y con el tiempo, serás capaz de ver grandes resultados.


Crecemos gracias a ti, comparte :)