Feliciteca » Autoayuda » Consejos para ser más popular

Consejos para ser más popular


La popularidad no es lo más importante que existe en el mundo, pero no se puede negar que es de gran ayuda para ser más feliz y por supuesto, para mantener amistades sanas y buen equilibrio en nuestra vida. Dicen que el ser humano es sociable por naturaleza y por lo tanto, no resulta extraño que prácticamente todas las personas se preocupen por cuan populares pueden ser en diferentes ámbitos, ya sea la escuela, el lugar de trabajo, el vecindario, incluso en sitios como las redes sociales. Si tú lo haces y te gustaría aumentar tu red de relaciones, entonces no te puedes perder de los consejos que tengo hoy para ti.

popular

Se más amigable y extrovertido

El primer paso para ser más popular es hacerte notar y de la mejor manera. No te encierres en ti mismo y sal a menudo con tus amigos, anímate a conocer gente nueva y siempre muéstrate amable y con buen sentido del humor. Sonríe con más frecuencia y no tengas miedo de divertirte. La mayoría de las personas se siente más afín con quienes demuestran que pueden pasar un buen rato. Deja de lado ciertas actitudes como ir con el ceño fruncido, evitar a la gente o mostrarte reacio a hacer conversación.

Muestra un honesto interés por los demás

A nadie le gusta estar con alguien que solo habla de si mismo o no es lo suficientemente educado para preguntar como se encuentra el otro. Parte de ganar nuevas amistades, es hacerles saber que tú también puedes ser un buen amigo y no solo esperar que ellos lo sean. Interésate por quienes conozcas, pregunta siempre como están o que han hecho en su día, y si los sientes de mal humor, ofrécete a ayudar sin ser insistente. Verás que te lo van a agradecer.

Jamás temas ser tú mismo

No hay nada peor que aparentar ser alguien que no eres, solo por ganar el reconocimiento de los demás. Es falso y no te ayudará a conseguir verdaderas amistades. También puede hacerte ver demasiado forzado ante los demás y eso es mucho peor que si no te notaran, porque a nadie le atrae estar con alguien que se nota que no es sincero. Es mejor que la gente te conozca como eres y quiera acercarse a ti por tu personalidad y las cosas que te gustan. Deja de pensar en quienes te pueden rechazar y enfócate en las cosas positivas.

No te cierres a tratar a cierto tipo de persona

Piensa que lo que buscas es que no te rechacen a ti. Entonces no rechaces a todo el mundo. Entre tus amigos también puedes tener variedad e incluso puedes llevarte bien con quien menos te imaginabas. Intenta tratar a todo tipo de personas y cuando lo hagas, podrás decidir de quien puedes ser amigo y con quien es imposible entenderte. Pero antes de eso no te formes prejuicios, ni te niegues a hacer el esfuerzo. Podrías estar perdiendo a personas fantásticas sin darte cuenta.

Amplia tus actividades

Una buena forma de incrementar tus amistades, es inscribiéndote en clases o talleres extracurriculares. Busca alguna actividad que te gusta, ya sea algo artístico, deportivo o de otra índole. El caso es que puedas conocer a personas con quienes compartas gustos, de modo que te sea más fácil relacionarte con ellas. Con el paso del tiempo podrías hacer muy buenas amistades y todo se habrá iniciado de la forma más sencilla, además de aprender algo nuevo.

No temas ampliar tus intereses

Estancarse en una sola cosa no es bueno si quieres conseguir más amigos. Si lo piensas bien, la gente normalmente se aburre con quienes quieren hacer lo mismo todo el tiempo. Por eso, atrévete a probar con cosas nuevas y nunca dejes de aprender. Puede que hoy te gusten algunas cosas, pero tal vez seas bueno o puedas tener interés en otras que ni se te habían cruzado por la cabeza. La variedad es la mejor manera de relacionarte con más personas distintas.

Haz los cambios adecuados en tu actitud

Mostrarte amigable puede no dar resultado si no has reflexionado en tu manera de comportarte. ¿Siempre saludas a todos cuando vas a algún lugar? ¿Sonríes o te mantienes serio? ¿Alardeas demasiado? Hay varios detalles que pueden dar mal impresión a los demás, aunque a ti te parezca que no tienen importancia. Tal vez incluso hagas algo de manera inconsciente, que te haga ver como alguien poco accesible o amigable. Piénsalo bien y haz lo que sea necesario para corregirlo.

No descuides tu aspecto

La apariencia es indispensable a la hora de presentarte con quienes te rodean. Desde luego, no es indispensable que te vuelvas absolutamente superficial pero si es bueno que le prestes atención a detalles básicos, como el estado de tu ropa, tu corte de cabello y en general ver que puedes hacer, para resaltar los mejores rasgos de tu físico. Esto lo puedes lograr de varias maneras, ya sea usando maquillaje o cierto tipo de ropa que favorezca a tu silueta. Cambios en tu rutina como el ejercicio también ayudan.

Ten sentido del humor acerca de ti mismo

Quienes saben reírse de sus propias equivocaciones o defectos, tienen más éxito al ser sociables, porque no se toman nada personal y transmiten mayor confianza. En cambio si te sientes muy acomplejado, te verás como alguien inseguro y te será mucho más complicado incrementar tu popularidad. Parte de reírte de ti mismo, conlleva comprender que nadie es perfecto y aceptarte tal y como eres, para que el resto del mundo lo pueda hacer también. Más vale tomar las cosas con diversión que atormentarte a causa de ellas, ¿no lo crees?

Cuida tu lenguaje corporal

Hay ciertas señales de nuestro cuerpo que inconscientemente, atraen o repelen a las personas. Para mostrarte como alguien seguro y confiable ante los demás, debes pararte siempre derecho, mantener el contacto visual con quienes te hablen y lucir siempre animado. No mires al suelo, ni encorves los hombros. Tampoco rehuyas la mirada de alguien que te está hablando, porque eso da la sensación de desconfianza, inseguridad o incluso de que estás ocultando algo.

No temas destacarte

Deja atrás el miedo a que te noten por aquello en lo que seas realmente bueno; no importa si es algún deporte, una materia o un pasatiempo. No hay mejor manera de que te conozcan que a través de lo que puedes hacer mejor. En vez de avergonzarte por ello, úsalo como un arma para demostrar ante los demás lo que vales. Podrían surgirte admiradores a causa de todo eso que disfrutas hacer y que tanto bien podría hacerte si quieres ser más popular.

No le concedas tanta importancia a lo que piensen los demás

Aumentar tu popularidad irónicamente, no depende de estar al tanto o mortificarte por lo que puedan pensar el resto de las personas de ti. Cuando lo haces se nota y eso solo da pie a que te veas inseguro, o demasiado necesitado de atención. Recuerda que tú no dependes de la aprobación de todo el mundo, basta con que tengas amigos que de verdad te acepten como eres, aunque no siempre estén de acuerdo contigo. Acepta también que no le puedes caer bien a todo el mundo y no te desgastes en agradar a todos.


Crecemos gracias a ti, comparte :)