Feliciteca » Felicidad » Grandes consejos para encontrar la felicidad en tu día a día

Grandes consejos para encontrar la felicidad en tu día a día


Ser feliz es un estado del que puedes disfrutar cada día de tu vida, si sabes como mantener siempre una actitud positiva incluso ante las situaciones que no lo sean. Las personas que se esfuerzan por verle el lado bueno a las cosas, son las que gozan de mejor salud y viven por más tiempo. Es por eso que tú mismo debes darte la oportunidad de ser de esta manera y hacer felices a quienes te rodean, y automáticamente comenzarás a ver buenos resultados en tu rutina diaria. Busca aplicar los consejos que te brindaré en esta ocasión y te darás cuenta de que esto, no es en absoluto imposible.

felicidad

No te dejes vencer por los problemas

Todos tenemos que enfrentarnos con momentos difíciles a lo largo de nuestra vida. Los obstáculos son un hecho del que nadie se puede librar y dejar que te derroten, es una opción que solo te llevará a vivir sin sentido. Puede que parezca complicado, pero incluso se puede sacar algo bueno de los errores que cometemos y las cosas malas que nos suceden. Si tú eres capaz de hacerlo en cuanto tengas oportunidad, habrás dado un gran paso para ser una persona feliz y más inteligente.

Una buena manera de ser más optimista ante las situaciones desafortunadas es la siguiente:

  1. Recordar que puedes salir más rápido de tus problemas buscando una solución en vez de quejarte. Es increíble como muchas personas se amargan de inmediato, cuando bien podrían estar pensando en formas para solucionar sus inconvenientes. Incluso en los que parecen ser más graves hay alternativas, aunque al principio estas no te parezcan una buena opción.
  2. Aceptar que no tienes control sobre todo lo que te sucede. Si algo tenemos que aprender en esta vida, es que es imposible controlar todos los eventos que ocurren. Una vez que te hagas a la idea será más fácil que te recuperes de los golpes dolorosos y te acuerdes de que tienes que seguir adelante. Si te enfocas en el futuro en vez de ansiar cambiar el pasado, encontrarás tarde o temprano la manera de ser feliz.
  3. Valorar las cosas buenas que tienes en vez de fijarte en las malas. Un error que solemos cometer en muchas ocasiones, es olvidarnos de las bendiciones con las que contamos cuando algo va mal. Nos enfocamos simplemente en lo negativo, olvidándonos de lo demás como si no estuviera ahí. Es importante que recuerdes que aunque no tienes todo lo que quieres, puede que si tengas lo que necesitas.

Aprender a ser amable con quienes te rodean

Una de las claves para la felicidad es saber rodearte de personas sinceras y que en verdad se preocupen por ti. Pero para lograrlo no basta con que te sientes a esperar. Tienes que dar algo a cambio antes de recibir, sobretodo cuando hablamos del amor y la amistad. Hazte a la idea de que siempre puedes ofrecer una sonrisa o una palabra de ánimo a quien lo necesita, incluso sino siempre eres correspondido de la misma manera.

Las personas que saben como mantener intacto su estado de ánimo, hasta cuando tratan con alguien que es ápatico, son las que más carisma y oportunidades tienen, además de ganar valiosas amistades con más facilidad.

Puede que te digas a ti mismo que no te importa lo que los demás piensen de ti o que no necesitas socializar, porque te encuentres bien solo. Si bien la soledad es algo que puede llegar a disfrutarse, eso no significa que sea así todo el tiempo. Absolutamente todos necesitamos a alguien con quien hablar o en quien apoyarnos, aunque nos consideremos fuertes.

Agradece lo que tienes y encuentra un motivo para sonreír

Hay una frase que dice que “lo esencial es invisible al ojo”. Puedes interpretarla de muchas maneras pero lo verdaderamente importante de ella, es darte cuenta de que los aspectos más pequeños pueden encerrar muchas razones para hacerte sonreír y que la felicidad no se encuentra siempre en los aspectos que consideras más importantes, como el dinero o las cosas materiales. Piensa que no es malo que desees estas cosas, pero ciertamente no son indispensables para que seas completamente feliz.

Hay tanto con lo que puedes contar en este momento y que inconscientemente, te puede hacer feliz en los momentos más inesperados. Compartir instantes con tu familia, salir con tus amigos, dar un paseo al aire libre… no te olvides de todo eso que puede estar haciendo tu vida especial, sin necesidad de buscar algo más y agradecélo con el alma.

Date cuenta de que si estas cosas te llegaran a faltar, probablemente tendrías un vacío que ni el dinero ni las posesiones podrían llenar.

No te aferres al pasado

Todos solemos recriminarnos por nuestros errores y la verdad es que si fallamos gravemente, es muy difícil que nos olvidemos de ello. Es normal también, el hecho de querer cambiar cosas que sucedieron y que parece que van a perseguirnos por el resto de nuestras vidas. Pero algo que tienes que entender es que vivir enfocándote en esas equivocaciones o eventos, es totalmente inútil y solo te va a traer sufrimiento que no necesitas. No es que no puedas ser feliz porque no quieres, es que no puedes porque no te atreves a seguir adelante.

Siempre es posible comenzar de nuevo y dejar atrás todo lo que te está atormentando. Quizá no sea fácil, pero debes comprender que no es imposible. Una vez que dejes atrás tus errores y que dejes atrás incluso a quienes pudieron haberte hecho daño antes, dejarás de cargar contigo un enorme peso que te impide tener un futuro brillante.

¿Por qué seguir pensando en lo que ya no se puede remediar? Es mejor que concentres tus energías en crear cosas nuevas y olvidarte de lo que no puede ser reparado. Te traerá muchas más satisfacciones.

Esfuerzáte por perdonar

El perdón es una de las cosas más esenciales para que puedas ser feliz, aunque es comprensible que darlo y hasta recibirlo, no puede ser algo sencillo. Perdonar no se trata tan solo de hacerlo con quienes te han lastimado, también se trata de que lo hagas contigo mismo por las cosas con las que piensas que no puedes vivir y dejar de darles poder para que te sigan deteniendo.

Por otra parte, guardar sentimientos negativos como el rencor y el odio es algo que nunca le ha hecho bien a nadie. No importa si tienes motivos de peso para hacerlo. Al final del día, continuar insistiendo en sentirte de esa manera solo te va a traer recuerdos y momentos que son muy amargos. Esforzarse por perdonar es algo muy liberador, pero no todos se dan la oportunidad de sentir esa sensación por orgullo. El perdón te puede liberar de sentir muchas cosas negativas, aunque haya quienes insistan en que no quieran ser perdonados.

Es una acción que te va a hacer mucho bien t te ayudará a encontrar más rápidamente tu propia felicidad, ya que no dejarás que esta dependa de tus fallos o de las ofensas de alguien más.

Espero que el artículo de hoy haya sido de tu agrado y te haya hecho reflexionar acerca de lo que debes hacer para ser feliz.


Crecemos gracias a ti, comparte :)