Feliciteca » Éxito y liderazgo » Liderazgo juvenil, ¿cómo impulsarlo?

Liderazgo juvenil, ¿cómo impulsarlo?


El liderazgo es un aspecto que resulta bastante importante a cualquier edad y juega un papel muy importante en los jóvenes. Se dice por ahí que ser líder no es algo que se aprende, sino algo con lo cual se nace. No obstante, no es imposible demostrar lo contrario aunque sea complicado. Cualquier persona puede tomar responsabilidades y convertirse en un buen dirigente, si tan solo se esfuerza en ello. Hacer que los adolescentes comprendan esto es algo que les impulsará bastante en el futuro y aumentará sus probabilidades de éxito. El día de hoy te comento algunas de las mejores maneras para lograrlo además de explicarte porque esto es algo tan indispensable hoy en día.

juvenil

¿Por qué es tan conveniente que los jóvenes aprendan liderazgo?

Se suele pensar que la juventud no debería preocuparse más que por vivir su vida de manera saludable, sin enfocarse tanto en la competencia ni otros aspectos que los puedan tener bajo presión. Lo cierto es que, en su justa medida, asignarles responsabilidades de las que ocuparse puede formarlos para convertirlos en grandes personas en el futuro. Ser líderes es algo que puede beneficiarlos y ayudarlos a tomar mejor las riendas de su futuro.

Una persona que sabe como y cuando ponerse al mando en cualquier situación, es alguien que tiene más posibilidades de destacarse a donde quiera que vaya, incluso si tiene que comenzar desde muy abajo para ascender en sus metas.

Una de las cosas que se enseñan con el liderazgo es la iniciativa. Un joven que sabe como tomarla en cualquier proyecto, es mucho más valioso incluso si no cuenta con las mejores notas o recomendaciones. La verdad es que en el mundo real, valen más las actitudes valientes que las buenas calificaciones, las cuales aunque no deben menospreciarse, han dejado de ser todo lo que se necesita para triunfar tanto en el ámbito laboral, como en otros aspectos de la vida. La iniciativa involucra arriesgarse y buscar maneras nuevas de enfrentarse a los problemas, antes que estar al mando de otros.

¿Cuál es el principal problema a la hora de implementar el liderazgo juvenil?

La apatía que sienten muchos adolescentes es el principal obstáculo a vencer cuando se trata de enseñarles que deben ser buenos dirigentes. No es extraño encontrarse con que a muchos de ellos ni siquiera les importa, lo consideran aburrido o se niegan a intentar simplemente por llevar la contraria. Después de todo, la rebeldía es algo muy habitual en los jóvenes. Hacer que comprendan la importancia del asunto es algo que lleva su tiempo y que no se limita simplemente a presionarlos o regañarlos.

De hecho esto último es lo menos aconsejable y podría tener consecuencias negativas. A esa edad, los chicos necesitan alguien con quien puedan hablar libremente más que sentirse juzgados.

Sí se puede hacerles ver que convertirse en buenos líderes será lo mejor para su futuro, sea cual sea el camino que elijan. Pero es algo que la mayoría de las veces requiere de bastante paciencia y comprensión por las figuras de autoridad. También es necesario dejar que se equivoquen, aunque pueda parecer lo más difícil de permitir. Ver a los jóvenes como personas que pueden fallar de vez en cuando y no enfocarse solamente en las expectativas que se tienen acerca de ellos.

Consejos para enseñar liderazgo juvenil

Existen varios caminos de hacer que los jóvenes tomen una actitud de iniciativa y se sientan cómodos con ello. Los consejos que puedes leer a continuación, son algunos de los más positivos y efectivos con los que puedes probar.

  • Deja que hagan algo que les gusta. La razón por la que muchos adolescentes se niegan a cooperar, es porque siempre se ven obligados a participar en algo que no es de su agrado. Los talleres de liderazgo con pláticas acerca del tema, no siempre son la mejor opción para que se sientan tentados a intentar. En lugar de ello, resulta más fácil dejarlos participar e incluso organizar algo que les agrade, como una puesta en escena, un festival o hasta una fiesta. Aunque te parezca una locura puedes sorprenderte de ver como ellos se encargan de administrarlo todo mejor que mucha gente mayor.
  • Pregunta por su opinión antes de imponer cualquier cosa. Hay que comprender que un líder no se limita a quedarse callado, sino que también sabe cuando debe hablar. Si quieres formar buenos líderes, no siempre puedes esperar que simplemente acaten todo lo que les vas a decir. Debes esperar que compartan lo que opinan e incluso que traten de cambiar el rumbo de las cosas, porque quienes dirigen lo hacen de esa manera. De lo contrario, podrás tener buenos oyentes pero malos aprendices cuando se trata de poner lo que escuchan en practica.
  • No temas asignar responsabilidades importantes. A menudo los adultos se quejan de que los jóvenes no se toman nada en serio, pero al mismo se niegan a darles responsabilidades, por temor a que se equivoquen. Esta actitud es una de las peores que se pueden tomar cuando se trata de mostrarles que pueden ser buenos líderes. Si pretendes que esto quede bien en claro, tú también debes comprender una cosa: que todos fallan alguna vez y esto es algo que nadie puede prevenir. Formar personas que sepan liderar implica que también se deben tomar riesgos.

Si tomas en cuenta estos sencillos pero imprescindibles consejos, será más sencillo abordar el liderazgo juvenil.


Crecemos gracias a ti, comparte :)