Feliciteca » Éxito y liderazgo » ¿Por qué es tan importante el trabajo en equipo?

¿Por qué es tan importante el trabajo en equipo?


Todos hemos escuchado hablar en diversas ocasiones acerca del trabajo en equipo, como un concepto indispensable para alcanzar objetivos en común. El mismo se vuelve necesario en todos los hábitos cotidianos que nos rodean, ya sea en la escuela, en el trabajo y hasta en el hogar, con la familia. Poder cooperar con otras personas no es algo que nos ayuda solamente a llegar más rápido a nuestras metas, sino que también nos vuelve mejores personas y nos evita la soledad.

trabajo

No obstante, tampoco hay porque negar que colaborar con otro o más individuos se puede convertir en la tarea más difícil de todas. Es imposible no notar que a veces existen problemas o roces, que no nos dejan avanzar al lado de alguien, a quien no consideramos del todo grato para nosotros.

Por otro lado, el orgullo y las ganas de salir adelante, anteponiéndonos a los sueños o aspiraciones de los demás, también pueden ser un obstáculo para el trabajo en equipo y que nos impiden ver lo bien que este podría hacernos, hasta que se vuelve demasiado tarde. ¿Te sientes identificado con alguna de las situaciones que acabo de describir o te has acordado de alguien, que pueda encajar con ellas?

Esto no sería para nada extraño, sin importar el lugar en donde ocurra. Pero antes que nada, es necesario que comprendas porque trabajar en conjunto es una opción que lo queramos o no, vamos a tener que aplicar en la vida una o más veces; aunque haya situaciones a las que podamos enfrentarnos individualmente.

Aprender a acostumbrarnos al trabajo en equipo

El hombre es una criatura social, que a menudo necesita de los demás en su día a día. Este es un hecho que tú mismo podrás observar a donde quiera que vayas e incluso, aunque seas una persona que pueda decir que disfruta de la soledad, te darás cuenta de que requieres de ciertas personas en tu rutina para llevar a cabo un montón de cosas.

Sin embargo, la diferencia de caracteres y de opiniones, es algo que todo el tiempo nos predispone a sabotear lo que podríamos lograr en conjunto. En este caso, sabemos que es mejor saber buscar a gente con la que podamos congeniar para sacar una situación positiva. Desafortunadamente, ciertos lugares como el trabajo o la escuela, nos obligan a tratar con quienes podríamos tener más de un problema. Tolerancia y paciencia, son dos cosas que es necesario tener muy presentes, para sobrellevar esta clase de circunstancias.

¿Te consideras lo bastante tolerante cómo para hacerlo por tu cuenta o crees que tu cáracter, interfiere en ello? De ser así, aceptarlo es dar el primer paso para lograr controlar tus impulsos y que dejen de ser un impedimento en aquello que te propongas.

Técnicas para fomentar el trabajo en equipo

Sacar adelante una situación, incluso cuando no existe la predisposición a cooperar con otros, es una habilidad que te permitirá desarrollar tu liderazgo en cualquier sitio al que vayas. A continuación, quiero mostrarte algunas técnicas que nunca están de más cuando se trata de impulsar la colaboración entre las personas.

Estas suelen ser tan efectivas en el ámbito laboral, como en el familiar y el escolar, además de cualquier otro en donde te des cuenta de que hace falta un poco más de confianza y tolerancia, para trabajar en un proyecto en común.

Aprende a ser honesto con las personas que te rodean

Antes de colaborar los unos con los otros, es necesario limar asperezas o por lo menos hacer una tregua. Por ello es que tienes que los demás vean que solo estando dispuestos a ayudarse entre sí, podrán acelerar los esfuerzos que solo es traerán cosas buenas. Aumentar las ventas en el departamento de una empresa, conseguir entregar un trabajo final con excelencia, remodelar la casa sin necesidad de gastar cantidades enormes de dinero cuando se puede llevar a cabo con la ayuda de todos… la mejor manera de hacer que los demás se den cuenta de porque han de trabajar juntos, es haciéndoles comprender todo lo que pueden obtener con ello.

Recuerda que siempre estamos más motivados a hacer las cosas, cuando tenemos un motivo que nos impulsa a ello. No dejes que tu equipo lo desaproveché.

Haz que todos compartan sus expectativas acerca de lo que esperan lograr

No se puede esperar que todos se muestren dispuestos a colaborar con gusto, si sus opiniones no son tomadas en cuenta. Una de las características más importantes de trabajar en equipo, no es solo esforzarse para alcanzar algo, sino crecer en base a lo que tiene que ofrecer cada persona. Escuchar con atención que es lo que esperan lograr y porque, te será útil para canalizar sus talentos en algo que los haga sentirse satisfechos con lo que hacen.

Por otro lado, no olvides que la comunicación es la base para evitar malentendidos e incluso prevenir actitudes como la deslealtad, que podrían terminar afectando a todos los individuos que se han comprometido con un proyecto.

Busquen una solución entre todos para un problema determinado

A veces cuando se asume una posición de liderazgo, se tiende a querer cargar con más responsabilidad que los demás y esto incluye el hecho de querer solucionar todos los contratiempos, sin acudir a nadie. Pero esto es algo que podría acabar rebasándote, además de ponerte en una situación muy incómoda y llena de estrés, si las circunstancias se te hacen más complejas de lo que esperabas.

En lugar de ello, no temas recurrir a los miembros que conforman tu equipo personal, en la casa, el trabajo o cualquier otro sitio. Te asombrarás de ver como entre todos ellos, pueden brindarte más perspectivas de las que tú mismo estabas considerando y hasta podrían darte la solución definitiva que buscas. Además, esto les demostrará que en verdad valoras su opinión y les ayudará a ver que entre sí mismos, se encuentran involucradas personas inteligentes y capaces. Es una buena estrategia para aumentar la confianza.

Confronta al elemento negativo

No sería raro que en un momento determinado te toparás con alguien que pese a todo, se muestra reacio a cooperar con los demás y que siempre encuentra motivos para ocasionar un malentendido o más. En este caso, lo mejor es ir de frente y hacerle saber que su actitud no es bienvenida por nadie. Si los demás se han dado cuenta de su influencia negativa, no dudarán en apoyarte y entonces será momento de hacer lo siguiente.

Entre todos, pueden prestarse a decir que no estan conformes con su manera de actuar y que les gustaría que reconsiderará la forma en la que hace las cosas. No es necesario atacar, sino ser claros en aquello que les disgusta y hacerle reflexionar acerca del camino que está tomando. Pueden suceder dos cosas: que recapacite y acepte ser diferente en adelante, o que se lo tome a mal y acabe por alejarse por su propio pie. Cualquiera de las dos opciones supondrá un alivio y un cambio muy positivo para todos.

Conformar un equipo donde todos se entiendan y colaboren, no tiene por que ser un imposible. Pon en práctica las técnicas que acabas de leer con anterioridad y tú mismo te darás cuenta de eso.


Crecemos gracias a ti, comparte :)



Antes de irte, déjanos tu opinión :)

comments powered by Disqus