Feliciteca » Éxito y liderazgoPsicología » Psicología positiva en tu vida

Psicología positiva en tu vida


En esta ocasión quiero presentarte una rama de la psicología que probablemente desconocías, pero que puede ser muy útil en tu desarrollo personal, en especial si te sientes con impedimentos para ser feliz o alcanzar tu máximo potencial. Se trata de la psicología positiva, una materia que estudia todo lo relacionado con el bienestar de las personas y los principales componentes que requieren, para sentirse plenos consigo mismos y proyecten seguridad ante los demás. Dentro de los aspectos más importantes que toma como objeto de análisis se encuentran el autoestima, la inteligencia emocional y el uso de las facultades creativas.

psicología

La psicología positiva y sus áreas

Hoy en día, esta rama se ha establecido como una de las relevantes cuando se trata de descifrar los procesos mentales de un individuo. Por lo tanto se ocupa en áreas que resultan imprescindibles en la búsqueda de la satisfacción personal, como lo son las siguientes:

  • La felicidad. Este es un aspecto mucho más complejo de lo que podrías llegar a suponer. No solo incluye el hecho de sentirse contento sino un montón de emociones maravillosas, como la motivación para luchar lo que quieres, la alegría de hacer lo que te gusta, el agrado hacia ti mismo y lo que te rodea; a veces incluso el superar los retos que se presentan en tu camino, para hacerte caer en la cuenta de cuales son tus virtudes. Ciertamente la felicidad es uno de los objetivos principales de esta clase de psicología.
  • La capacidad de fluir. Definida también como “flow”, se refiere a la acción de dejarse llevar por las acciones que nos resultan placenteras y que llenan nuestra vida. Ya sea que se trate de algún deporte, cualquier actividad artística o intelectual o pasatiempos tan simples como cocinar, ocuparse del jardín o cuidar de las mascotas. Fluir en conjunto con aquello que te apasiona, es una experiencia necesaria para descubrir cual es el camino que quieres seguir por el resto de tus días y alcanzar muchas de tus metas personales.
  • El humor. Tener sentido del humor es una necesidad que muchos dejan pasar desapercibida. Tomarse las cosas con alegría es uno de los mejores métodos para dejar a un lado sensaciones como la amargura o el estrés. A menudo, las personas que ríen con más frecuencia se muestran más abiertas y fáciles de tratar. Eso les otorga un carisma que les abre muchas puertas y los lleva hacia lugares importantes en la vida. Y es que la simpatía también funcione como un imán ante el mundo entero.
  • El optimismo. Afrontar las situaciones difíciles con una visión brillante y positiva, es una caracterñistica de muchos triunfadores. Ser optimista se confunde muchas veces con estar desapegado de la realidad o incluso con la estupidez. Pero lo cierto es que constituye uno de los mecanismos de defensa más eficaces que tenemos, en contra de la adversidad. Recuerda que solo quienes tienen una visión buena de su entorno, aún cuando pasan por problemas complicados. son quienes más suerte parecen tener y más oportunidades encuentran.
  • La creatividad. El poder de imaginar y producir ideas novedosas, es probablemente el recurso más valioso con el que contamos como seres humanos. Somos afortunados de ser capaces de crear, pero esto es algo que mucha gente suele olvidar. Desarrollar el aspecto creativo es una de las tareas más relevantes de la psicología positiva. Ya sea con creaciones artísticas, tecnológicas, intelectuales o practicas para la vida cotidiana; sacarle el máximo provecho a nuestra imaginación nos puede traer una vida llena de hazañas grandiosas.
  • La inteligencia emocional. Las emociones que surgen de nuestro interior y las que podemos captar por parte de quienes nos rodean, forman parte importante de nuestra personalidad y manera de relacionarnos. Es necesario saber interpretar y canalizar esas emociones, de modo que no terminen por transformarse en algo negativo. El retraimiento, los cambios de humor y los problemas de comunicación, son consecuencias que surgen a partir del desarrollo insuficiente de esta clase de inteligencia.
  • La resiliencia. Este es un término que muy probablemente te resulte extraño o que leas por primera vez. Se define como resiliencia a la capacidad que tenemos para vernos a nosotros mismos en el futuro, incluso cuando tengamos dificultades grandes en el presente o veamos alteraciones graves en nuestros planes. Es por así decirlo, el hecho de creer que puedes tener un porvenir brillante y la convicción de que este se encuentra esperándote, para vencer todas las trampas que aparezcan en tu camino.
  • La fortaleza. Se refiere a los puntos fuertes ubicados en cada individuo. Entre ellas se reunen valiosas características como la valentía, la humanidad para con los demás, el ingenio, el acto de juzgar y de amar para poder ser amado. Detalles que en conjunto determinan el temple de una persona y la manera que tiene para enfrentar al mundo que le rodea.

Como ya habrás podido suponer, la psicología positiva es una herramienta que puede ayudarte a potenciar cualquiera de las áreas anteriores, en las que muestres deficiencias para sentirte mejor contigo mismo. También es una opción fantástica si ardes en deseos de encontrar un impulso para tu vida, llenándote de motivaciones y ayudándote a ser más creativo.

Hoy en día, muchos psicológos profesionales trabajan con técnicas que refuerzan cada uno de los puntos que acabas de leer. Y es que actualmente, los temas de superación personal han cobrado más importancia de la que se les daba en épocas pasadas.


Crecemos gracias a ti, comparte :)