Feliciteca » Éxito y liderazgo » ¿Qué es el liderazgo educativo?

¿Qué es el liderazgo educativo?


No deja de sorprender el hecho de que un concepto tan sencillo como lo parece el liderazgo, pueda tener tantas formas. Ciertamente, las cosas pueden cambiar bastante en función de como una persona decida ser un líder para los demás, pudiendo influir en su entorno de manera tanto positiva como negativa. En Feliciteca, te he hablado ya sobre varios tipos de liderazgo que de una forma u otra, dejan ver resultados de lo más diversos al ser aplicados en la vida cotidiana. Hoy te mostraré el que se denomina como educativo, cuales son sus ventajas y porque puede ser tan importante.

liderazgo

¿Qué es el liderazgo educativo?

Tal y como su nombre lo indica, se refiere a la toma de responsabilidades en un ámbito escolar o institucional. Su mayor objetivo radica en formar a las personas en aras no solo de lograr un objetivo en común, sino también para que adquieran el conocimiento necesario con el cual podrán hacerse cargo de sus deseos personales, así como de su realización profesional.

El liderazgo educativo puede comenzar desde los niveles más básicos y continuar a lo largo de la formación de una persona. Es por ello que abarca un gran número de grados, sin importar la edad de una persona que sigue preparándose.

Así misma, esta clase de liderazgo puede incluir otras de las que seguro has escuchado hablar antes, tales como las siguientes:

  • Liderazgo responsable. Se basa más que nada en plantearse el futuro, para tomar buenas decisiones en el presente. Busca crear conciencia sobre la realidad en la que se vive, haciendo ver la importancia de tomar responsabilidades para prevenir situaciones negativas. Es de gran ayuda sobretodo para los niños y los jóvenes, que debido a su edad no siempre pueden lo inadecuado de algunas circunstancias y pocas veces piensan en el mañana de forma realista.
  • Liderazgo distribuido. Trata de enseñar que no siempre la responsabilidad tiene que recaer en una sola persona, sino en un conjunto de personas que tienen una meta en común o bien, el propósito de armonizar las cosas en su entorno. Tal y como se puede deducir de su nombre, distribuye el poder de manera justa, antes que hacer que recaiga en una sola persona. De esta manera es más fácil tomar decisiones que sean benéficas para todos o la mayoría, en vez de una minoría.
  • Liderazgo transformacional. Su intención es la de convertir un objetivo en algo que pueda involucrar a todo el mundo, resaltando el espíritu del trabajo en equipo y buscando beneficiar a tantas personas como sea posible. Es capaz de mirar más allá del interés de una sola persona, con tal de lograr un cambio significativo en el mundo. También está basado en el hecho de que las transformaciones son necesarias para la evolución, por lo cual está a favor de la innovación y las ideas que proponen el cambio, incluso si van en contra de lo tradicional.
  • Liderazgo servidor. Nos dice que un líder, más allá de sentirse superior o estar al mando de un grupo de personas, debe serlo por el deseo de servir y ser útil para la comunidad. No olvida que para estar a cargo, debe sentirse un verdadero interés por ayudar a los demás y no basarse en las ambiciones propias. Es algo que tiene sentido, si tomamos en cuenta que muchas personalidades importantes han llegado a transformar el mundo luchando por causas justas para un gran número de gente.

Todos los modelos anteriores son ideales para causar influencia en las instituciones, ya que enseñan a las personas a tomar las riendas en situaciones que no son solamente escolares, sino también personales y profesionales.

Beneficios del liderazgo educativo

Ser líder es algo que nos conviene a todos, en tanto se aprenda de la manera adecuada. Los estilos que enfoca el liderazgo educativo, nos demuestran que puede ser una medida muy efectiva y especial para formar a personas que hagan grandes avances en muchos ámbitos. Dentro de las ventajas que esto puede ofrecer, tanto dentro como fuera de las aulas, se encuentran las siguientes:

  • Concientiza acerca de propósitos que son justos. Un líder bien educado sabrá mantenerse en pie y que es lo que tiene que hacer para lograr que el ambiente que lo rodea sea más justo. Puede lograrlo enfocándose en problemas sociales que necesiten ser cambiados, o bien, mejoras que busquen beneficiar a los demás.
  • Busca como involucrar a padres y tutores en la educación de sus hijos. Hoy en día, se ha repetido que la educación no es algo que se límite a las escuelas, sino que se debe dar en conjunto con lo que se aprende en el hogar. Un padre que se preocupa porque sus hijos sean bien educados, sabe que esa responsabilidad no se queda tan solo en los salones de clase.
  • Aprueba las innovaciones en el sistema educativo. Está a favor de que los métodos tradicionales, no son siempre los más efectivos para educar a las personas, sobretodo cuando se sabe que no todas aprenden de la misma manera y que tampoco tienen los mismos intereses. Es por eso que no se detiene en los esquemas de toda la vida, buscando siempre métodos innovadores.
  • No deja de lado los valores que son importantes. Tales como la responsabilidad, la solidaridad y el respeto. En el mundo puede haber líderes que no tienen en claro lo que es la buena moral, ni tienen presentes los valores más básicos. Esto es algo que tarde o temprano, lleva al desorden por parte de quienes están descontentos. Es por eso que cualquiera que aspire a ser un líder, debería tener presente todo esto.
  • Enseña sobre la importancia que tiene el trabajo en equipo. Aprender a colaborar con los demás, sobretodo si se trata de alcanzar un mismo objetivo, es algo que todos necesitamos entender y poner en práctica, dejando de lado intereses propios. Esto es de gran utilidad sobretodo, para transformar comunidades enteras o lograr emprendimientos relevantes, tales como fundar una empresa, por ejemplo.
  • Ayuda a afrontar mejor los cambios. La naturaleza del mundo es cambiante pero no siempre somos capaces de entenderlo. Es por eso que el liderazgo educativo, también propone preparar a quienes están en escuelas e instituciones, para que sea capaces de adaptarse mejor a ella. Quien no está consciente de ello tiene muy pocas probabilidades de tener éxito en el futuro.

Como ves, el liderazgo educativo puede ser muy oportuno y sobretodo cuando es enseñado desde temprana edad. Hoy en día, muchos centros educativos se han preocupado por incorporar todos los puntos anteriores y adaptar formas de liderazgo que le permitan a sus alumnos transformarse en mejores personas, con más posibilidades de lograr sus metas y sobretodo, que puedan alcanzar objetivos de provecho el día de mañana, que cambien la vida de las personas.

¿Qué opinas acerca del liderazgo educativo? ¿Te ha parecido interesante nuestro artículo de hoy acerca del mismo? No olvides que como todos los estilos de liderazgo, bien aplicado en tu vida puede ayudarte a lograr grandes cosas. Todo es cuestión de que te animes a convertirte en ese líder que siempre has deseado ser.

No dejes de visitarnos en Feliciteca, donde aun tenemos un montón de sorpresas preparadas para ti.


Crecemos gracias a ti, comparte :)