Feliciteca » Felicidad » Reflexiones hermosas sobre la amistad

Reflexiones hermosas sobre la amistad


Contar con algo tan importante como la amistad, será una de las mejores cosas que puedas disfrutar en la vida. Es curioso pensar en como muchas veces no nos damos cuenta de ello y subestimamos la necesidad de este valor. A veces no nos detenemos a pensar en que hay personas que siempre están a nuestro lado, sin pedir nada a cambio y no reflexionamos en lo que sucedería si no fuera de esta manera. El día de hoy quisiera compartir contigo algunas reflexiones que hablan sobre ello y que también, te harán pensar en todas tus amistades más cercanas y como es que te pueden hacer feliz. Espero que las disfrutes.

amistad

Los verdaderos amigos no esperan nada a cambio

Es fácil llamarse amigo pero serlo es una prueba que se tiene que superar cada día. Es mucho más sencillo llamar amigo a cualquier persona, pero descubrir si en verdad lo es, puede que sea una de las cosas más difíciles que nos toque vivir. Se dice que los mejores amigos son aquellos que comparten los momentos más bellos de tu vida, pero lo cierto es que no hay nada más alejado de la realidad.

Porque los mejores amigos están en los momentos más dolorosos, los más tristes y oscuros, los peores por los que uno puede pasar. Están ahí para compartir tu dolor y para no dejar que te hundas en él. Están ahí para sacarte del túnel, incluso cuando no quieres que lo hagan, porque has perdido toda esperanza en ti y en los demás. Pero ellos siempre creen en ti, hasta cuando tú has dejado de hacerlo. No les importa tu necedad, tus defectos o los errores que han cometido, aguantan el daño que con ellos les puedas hacer y te demuestran la suerte que tienes de que estén ahí.

Los verdaderos amigos nunca esperan recibir nada a cambio, más que tu propio bienestar. Generalmente, uno no puede decir que haya muchas personas con sentimientos así. Pero si cuentas con tan solo alguna, entonces definitivamente eres afortunado. Y definitivamente, ese alguien merece que correspondas su esfuerzo, aunque en realidad nunca lo espere.

Cuidar una amistad no es sencillo

Todo el tiempo le decimos a nuestro círculo de amistades que siempre estaremos juntos y que nada nos podrá separar. Lo decimos confiados y sin pensar mucho en el mañana, en realidad. Luego pasa el tiempo y se tienen que tomar decisiones. Hay promesas en donde decimos que mantendremos el contacto y que luego, poco a poco se van olvidando. Entonces uno mira a su alrededor y si tiene suerte, se da cuenta de que hay una persona o dos con las cuales jamás se cortarían los lazos.

No es sencillo cuidar de algo tan frágil como la amistad. Hay tantas cosas que se pueden interponer y tantos acontecimientos que pueden surgir. Puede que parezca algo injusto, pero así es la forma en la que trabaja la vida para poner a prueba lo que es importante de verdad. Y uno no es quién para cuestionarlo, porque de todos modos no se puede tener el control sobre cosas como esas.

Está claro que solo quienes merecen tener un amigo de verdad, son capaces de conservarlo. O de recuperarlo si han llegado a perderlo. Y nada de esto puede ser fácil pero, ¿qué cosa que realmente valga la pena lo es? La amistad es tan valiosa y muchas veces ni siquiera somos conscientes de ello.

Estar ahí para alguien que quieres

Se sabe que cuando alguien te importa de verdad, no por lo que hace o lo que tiene, sino por quien eres, tú serás capaz de ver por su bienestar sin detenerte a pensar ni siquiera en ti mismo. Cuando tienes un amigo y sabes que la amistad entre ambos es algo sincero y verdadero, lo harás sin detenerte a pensar las cosas. Muchas personas no comprenderán el porque lo haces o como es que puedes lograrlo, sin siquiera pensarlo dos veces. Eso es lo bonito de saber que has encontrado a alguien con quien puedes contar. Que él también puede contar contigo, no importa lo que pase.

La prueba más especial entre dos o más personas que comparten un vínculo, es la de estar ahí para y por la gente que quieres. No importa que te vayas a meter en problemas o incluso si después no te lo agradecen, porque están pasando por un momento difícil. Tú te quedarás y sabrás tener paciencia con ellos.

Se necesita mucho valor para hacer algo así, porque lamentablemente no muchos están acostumbrados a darlo todo sin obtener algo a cambio. Incluso si solo esperan un simple gracias. Se necesita en verdad contar con buenos amigos para sentirse capaz de hacer algo así, aunque el corazón salga lastimado. Es una prueba dolorosa, pero también de las más hermosas que existen.

La amistad es complicada pero también maravillosa.

Cuando los caminos se separan

Existen amistades que son desde la infancia y que hacen que alguien se vuelva como un hermano para nosotros. Hay otras que surgen un poco después y se mantienen con el paso del tiempo. Hay amistades que incluso, surgen después de relaciones tensas y complicadas, que solo nos dan la oportunidad de conocer más a fondo a la otra persona. Todas ellas se convierten en algo especial, que quisierámos que durara para siempre. Pero hay un dicho muy famoso que dice que nada es para siempre y lamentablemente, la mayoría de las veces resulta ser cierto.

A veces la amistad también se acaba. Por el paso del tiempo, por la presencia de la distancia o por malentendidos. Uno no puede estar preparado para afrontar el momento en el que los caminos se tienen que separar. Ese instante en el que todos tenemos que tomar una decisión y seguir nuestros propios sueños, porque no siempre podemos compartirlos con los demás.

Es triste pensar en que hay amigos a los que no volveremos a ver o con los que solo nos reencontraremos, después de varios años. Preo quizá también sea algo necesario, porque solo puedes darte cuenta de quienes son tus amigos más valiosos cuando has pasado todos los obstáculos que te pone la vida para poder conservarlos. Y tal vez ese sea el premio que de verdad valga la pena. Hay personas de las que nunca te olvidarías, pero tú no estás seguro acerca de si ellas podrían olvidarse de ti. Y hay amigos en quienes tal vez no pienses demasiado, pero ellos a lo mejor siempre te tienen presente. Suceden cosas muy curiosas conforme va pasando el tiempo.

Caminos que se separan y se vuelven a unir. Caminos que se bifurcan para siempre. Caminos que se pierden y se vuelven a encontrar una o más veces.

¿Te han gustado las reflexiones que compartí contigo? Si es así, por favor compartélas con esas personas especiales que siempre te han apoyado en las buenas y en las malas, y déjales saber lo importantes que son para ti. Recuerda que la amistad siempre es algo que necesitamos para poder ser felices y que un amigo es algo que no se debe subestimar.

Si alguien de verdad quiere ofrecerte su amistad sincera, te agradecerá que tengas un gesto como este con él.


Crecemos gracias a ti, comparte :)