Feliciteca » Éxito y liderazgo » Tipos de liderazgo

Tipos de liderazgo


Saber ser un líder siempre es una cualidad que se aprecia en las personas que quieren destacar y tener una vida llena de éxitos. Al escuchar mencionar este concepto, siempre pensamos en una persona que se pone al mando sin importar las circunstancias pero, ¿sabías que existe más de un tipo de liderazgo? Cada uno cuenta con características muy especiales y puede ajustarse a situaciones muy diferentes. Algunos son más positivos que otros y todos tienen efectos variados en el grupo de personas al que tratan de dirigir. En el artículo de hoy te hablaré acerca de los más comunes y puede que de esta manera, tú encuentres el que más se ajuste a ti, si pretendes ser quien se encuentre a cargo.

liderazgo

Para empezar podemos decir que hay de 7 estilos de liderazgo que son los que se ocupan con más frecuencia:

El liderazgo democrático

También conocido como liderazgo participativo, debido a que la persona con más autoridad toma en cuenta las opiniones de la gente a la que tiene la responsabilidad de dirigir. Y aunque es obvio que no siempre puede complacer a todos, se decanta por lo que quiere la mayoría y se esfuerza porque los resultados sean lo más equitativos posible.

Para que esta manera de ser líder funcione, es necesario tener reglas establecidas desde el principio, por las cuales las personas comprendan que no siempre tendrán las mismas posibilidades de ganar y sin embargo, estén de acuerdo en ceder con al resultado final.

El liderazgo autocrático

Se define de esta manera al esquema en el cual el líder tiene un poder absoluto. Puede darse el caso de que acepte escuchar una opinión o sugerencias de quienes le rodean, e instaurarlas si lo considera necesario. No obstante en todo caso, será él quien en todo momento cuente con la última palabra. A pesar de lo ideal que puede parecer esto cuando se es quien está en la cima, lo cierto es que este esquema cuenta con más desventajas que ventajas.

La más importante es el descontento de las personas. Es improbable que con el tiempo, la gente quiera seguir a un líder que no les escucha ni les concede importancia y por supuesto, harán todo lo que este en su mano para sacarlo de su puesto o simplemente le abandonarán. Y no hay que olvidar que después de todo, el jefe necesita de sus subordinados para cumplir con cada uno de sus objetivos. A esto hay que añadir el surgimiento de reacciones negativas como el resentimiento, que pueden llevar a consecuencias desastrosas como la deslealtad o la traición.

El liderazgo burocrático

Se le llama así al estilo en el cual la persona al mando, sigue al pie de la letra todas las instrucciones necesarias para desempeñar un trabajo y adora por sobretodo, la organización. Esto es algo que, aunque pueda sonar positivo, en realidad puede desembocar en ciertas actitudes que terminan por cansar a su equipo de trabajo.

La burocracia excesiva es una de ellas, puesto que no siempre es necesario hacerlo todo conforme a las reglas. La poca flexibilidad y la monotonía son otras. Un lider debe entender que hay veces en las que las circunstancias cambian y que en ocasiones, hay que rehacer los reglamentos y escuchar a quienes insisten en ello, si de verdad tienen una buena razón para decirlo. Por otra parte, la innovación y la originalidad son buenos aspectos que generalmente, tienen que enfrentarse con esta clase de liderazgo.

El liderazgo natural

Este liderazgo es conocido por contar con líderes que en realidad, no son reconocidos como tales pero que brillan por su talento al dirigir a los demás, aun en las situaciones más inesperadas. Los líderes naturales se caracterizan porque siempre saben y están dispuestos a cumplir con las necesidades del su equipo, y también porque siempre tienen un objetivo en mente que los beneficiará a todos. No se detienen a pensar en los obstáculos y saben como hacer para que todos juntos sean capaces de llegar a su meta final.

Además de todo, están conscientes de lo importante que es la colaboración de todos y no tienden a excluir a nadie, o a darse más importancia de la que merece. Eso no los libra sin embargo, de adoptar ciertas actitudes incorrectas, como la tendencia a sentirse un héroe o la condescendencia. Es por esto que también deben tener cuidado para mantener los pies sobre la tierra.

El liderazgo carismático

Tal y como su nombre lo indica, el líder carismático cuenta con una gran capacidad para manejar a las masas y convencerlas de seguir su causa. Suele ser alguien con un amplio vocabulario y el don para causar una buena impresión de los demás. Esto le confiere la capacidad de hacer ver sus ideales como una opción correcta, incluso cuando en el fondo tienen connotaciones negativas. Cualquier dirigente que maneje este estilo de liderazgo puede provocar tanto bienestar como daño en la sociedad, si sabe como aprovechar las ventajas con las que cuenta al hablar. Es complicado ir en contra de ellos, puesto al respaldo que pueden obtener de la gente.

Quienes cuentan con carisma tienen tendencia a creer desmesuradamente en sí mismos y subestiman demasiado a los demás, lo que finalmente, podría convertirse en su peor error. También pueden caer en la equivocación de prometer más de lo que pueden cumplir o bien, recurrir al engaño de manera exitosa al principio, hasta que llega el punto en el que no pueden escapar de sus propias mentiras.

El liderazgo Laissez-faire

Su nombre proviene de una expresión en francés que significa “déjalo ser”. Esto quiere decir que los líderes que siguen este estilo, le dan una gran libertad a sus colaboradores y les pueden confiar la toma de decisiones importantes. Si bien esto parece algo bueno en realidad, solo funciona cuando se dispone de gente con mucha experiencia para alcanzar una meta, pues de lo contrario las cosas pueden derivar en anarquía y procrastinación.

Los líderes que entran dentro de esta categoría deben acostumbrarse a supervisar más a quienes trabajan para ellos, a fin de no permitir que cometan errores que podrían dar al trasto con lo que pretenden lograr. Es muy sencillo y hasta recomendable, delegar tareas en cierto punto. Pero para evitar que las cosas se salgan de control, siempre debe haber alguien que se haga cargo.

El liderazgo transformacional

Un lider de este estilo le concede gran importancia al trabajo en equipo y sabe como motivar a sus subordinados, para que colaboren con una meta establecida. Están conscientes de que los cambios son importantes y tal y como lo dice su nombre, llegan para hacer una transformación necesaria dentro de los esquemas qye ya no funcionan. Creen firmemente en el hecho de que hay que desechar lo viejo e inservible, para darle una oportunidad a las cosas novedosas.

Mantienen su pensamiento siempre con miras al futuro y están dispuestos a escuchar a las personas que tienen a su cargo, con tal de hacer que el ambiente sea lo más favorable posible para el logro de sus objetivos. Dentro de todos los tipos de liderazgo que hay, este es con frecuencia considerado como el más adecuado para manejar una amplia variedad de situaciones.


Crecemos gracias a ti, comparte :)